: http://dominadoresweb.blogspot.com/20... Nutrición y Salud Rakelnutrico Canarias: SALUD CAPILAR Y NUTRICIÓN

jueves, 20 de febrero de 2014

SALUD CAPILAR Y NUTRICIÓN

El aspecto de nuestro cabello es una cuestión a la que prestamos  atención desde pequeños con más o menos grado de preocupación. ¿Qué me dicen de ese primer corte de flequillo por nuestra cuenta y el deseo de que luego creciera a la mayor celeridad para arreglar el desaguisado o en su defecto la visita obligada al peluquero de guardia? ¿Y ese adolescente que comienza a hacer sus primeros pinitos de estilismo casero gomina y peine en mano?

En todas las etapas de nuestra vida el aspecto de nuestro cabello nos preocupa de maneras diferentes ya que en cada época de nuestra existencia se puede ver sometido a diversas pruebas de " supervivencia".
Así que a medida que vamos afrontando retos y vivencias nuestro cabello nos acompaña en el trayecto siendo un fiel reflejo de las condiciones en las que nos encontramos en esos momentos e incluso, a veces, nos abandona por el camino.
Cuidar el cabello sigue siendo, para quien más o para quien menos, un detalle de nuestra presentación pública que siempre procuramos que este higienizado y cuidado. Si no se puede tener espectacular, si al menos sano.
Muchos son los factores que afectan al estado del cabello y alguno de ellos nos traerá de "cabeza". El estrés, medicaciones, tabaco, cosméticos inadecuados y el paso de la edad de manera general nos atañen a ambos sexos.
En el caso de las mujeres, algunos más, como los cambios hormonales, postpartos, anticonceptivos, síndrome del ovario poliquístico, cambios en el sistema autoinmune , son algunos ejemplos.
Pero de uno de esos factores, común para ambos y  con el que contamos durante toda nuestra vida es la alimentación.
Una adecuada alimentación se va a traducir en la calidad del cabello y aprender a adaptar los alimentos a las necesidades  que se requieran en cada etapa puede ser determinante para su salud.

Conocer la composición del cabello da unas valiosas claves de los alimentos que necesitamos y que no pueden faltar en nuestra dieta.
Sabemos que la queratina es una proteína  con gran cantidad  de azufre y aminoácidos que se sintetizan en las células  de los folículos pilosos, además de la presencia  de oligoelementos como el sílice, selenio, cobre, entre otros.
Debemos entonces vigilar que no falten alimentos que contengan o que sean precursores  de los nutrientes que necesita el cabello.

La manera en la que utilicemos la alimentación vendrá determinada por el origen del problema capilar y el estado de salud en el que nos encontremos.
Un ejemplo es el que se presenta con la caída estacionaria de cabellos, una etapa muy común por la que todos pasamos en el cambio de estación, la llegada del cambio de temperatura externa, la utilización de calor artificial para secarlo contribuye a que se caiga más y es entonces cuando debemos reforzar nuestra alimentación para favorecer su fortaleza y mantenimiento.

Para ello, por ejemplo, podemos añadir aceite de gérmen de trigo en nuestros platos de ensaladas y pastas integrales en crudo que nos aporta vitaminas muy necesarias como la vitamina A, E y D. Si añadimos unos frutos secos y unas semillas aportamos lípidos y  reforzamos el aporte de vitaminas B.

Las proteínas de origen vegetal son una buena aportación, legumbres y arroz integral son una fuente importante de aminoácidos y las alternaremos con las de origen animal prefiriendo las carnes blancas y los pescados frente a las de origen vacuno o porcino, que también son fuente de vitaminas B y Hierro. Recordar que los mariscos nos aportan hierro y los pescados ácido grados esenciales, como los conocidos Omega 3 y Zinc.

La vitamina C es esencial reponerla suficientemente a diario porque como los alimentos que nombré antes, ésta nos ayuda a sintetizar colágeno y ayudar a la absorción del Hierro.

Mantenernos bien hidratados con buena agua, zumos naturales e infusiones beneficia en gran medida a que el cabello crezca sano y absorba mejor los nutrientes que aportamos.
Es importante que los tratamientos  que se lleven a cabo para resolver estos problemas capilares estén apoyados por unos adecuados hábitos alimenticios adaptados a cada situación.

Siempre que haya dudas o necesitemos tratamientos especializados hay que buscar ayuda profesional. Los profesionales saben cual es el apoyo que necesitamos en cada problema de salud y los problemas capilares también requieren, por supuesto de un asesoramiento con garantías de calidad y como no, de éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario